Construir viviendas a la medida del cliente 1/10/2016
Oportunidad para tener la casa que nos quede cómodo
Solución en barrios privados con arquitectura a solicitud del cliente

Si quisieras una casa a tu medida, tendrías que recurrir a un Arquitecto, si quisieras un departamento adecuado a tus gustos, sería más difícil, y si ambos se combinan con la necesidad de una ubicación precisa, es una empresa costosa y no sólo económicamente costosa, sino un proyecto que insumiría demasiado tiempo.

Las inmobiliarias con experiencia conocen más que los gustos de sus clientes, sus necesidades futuras, incluso antes que el propio cliente lo haya deseado o pensado.

Con lineamientos comunes, si la inmobiliaria se ha comprometido con emprendimientos constructivos, parte de las ventajas de la casa a medidas se pueden concretar.

Combinar las necesidades y pedidos del cliente es un proceso que las inmobiliarias ya saben que ahorra y optimiza las operaciones del negocio.

El mercado se ha estrechado, sobre todo por lo que se considera una crisis, que significó en realidad una complicación e la operatoria, más que los aspectos que asustaron a los compradores, la carencia de la moneda extranjera, en efectivo, pareció encarecer el producto; pero en la realidad lo que encareció la operatoria es la devaluación general, mientras el valor se mantuvo.

La situación beneficia al que cuenta con el inmueble, y puede prever acciones para no perder el valor concretado, hasta realizar la próxima acción, comprar también o redirigir la inversión hacia otros mercados.

Con un mercado estrecho, las exigencias de los clientes fueron también más acotadas, sobre las demandas usuales, ubicación, eficiencia energética en la zona, Domótica, se suma la de operatorias combinadas, vender, comprar en la misma operación, como un modo de no perder, en vez de cambio de moneda, realizar un cambio entre inmuebles, con un retorno diferencial, que también debe mantenerse o aumentarse, según las propuestas.

Las inmobiliarias no la tiene fácil, sin embargo, las inmobiliarias constructoras apostaron a un servicio más: acomodar la casa al usuario.

Permitir modelos de financiamiento en pesos, con Fideicomisos, y la posibilidad que el cliente intervenga en el diseño arquitectónico de su propiedad con el objeto ahora, de adaptar la compra a necesidades de generar valor, para un mayor retorno de la inversión, o para acomodar la propiedad para su propia residencia.

Combinar esta acción con una política societaria que permite realizar cambios comunes que mejoran la inversión.

Esta política de venta se respalda con un fondo de inversión, que cobra de esta manera una importancia en el ciclo de ventas.

La importancia de la opinión y gustos particulares aportan a su vez a la experiencia que se adquiere en nuevas formas de ver la vivienda, en un mundo cambiante, en el que la vivienda es a su vez el lugar de trabajo y el espacio de comparte la familia, es necesario también ampliar sus recursos con el entorno, “cerca de todo”, piden algunos clientes, y al gusto del consumidor.

Hay experiencias interesantes respecto a esta idea, llevadas a cabo en forma parcial en ubicaciones poco convencionales como lo es Puerto Madero, zona sur de la ciudad; experiencia que se está propagando en zonas otrora poco valoradas, también zona sur, como los son los nuevos emprendimientos se barrios cerrador en Ezeiza y zonas de influencia, Canning, San Vicente y otras, que con el plus de lagos provee de lotes, casas, oficinas comerciales y todo tipo de soluciones en el financiamiento inmobiliario.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Inmobiliarias


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

www.mazzeipropiedades.com.ar

Periódico Inmobiliaria Mazzei
inmobiliarias viviendas venta en barrios privados invertir en barrios privados
invertir en barrios cerrados inmobiliaria Mazzei inmobiliarias en Canning inmobiliarias en Ezeiza